Loading...

lunes, 28 de enero de 2008

Internet contra el cine, los libros, y contra los amigos


Quien lea este título, dirá que estoy loco perdido, pero es así como lo interpreto y lo siento por los que se sientan realmente aludidos. En una sociedad dirigida básicamente por Internet, otras actividades como ir al cine, a una biblioteca o simplemente salir con los amigos, está quedando atrás. El otro día, veo fascinado como en televisión se hace hincapié al mero hecho que por culpa de Internet, muchas productoras están cosechando records de pérdidas en los cines españoles gracias a las descargas que se suelen hacer desde la red.


Si Bill Gates, ese gran jefe del imperio Microsoft, y Premio Príncipe de Asturias, viese lo que sucede, se replantearía tomar medidas al respecto, sobre todo con los famosos programas para descargar cosas. Lo único que puede estar haciendo es contribuir al ahorro de la gente, sobre todo como están hoy en día los sueldos, y como están los precios de todo. Pero por otro lado deberíamos de contribuir a que los cines españoles no sean solo un sitio donde meter mano, donde comer palomitas o donde después de la función dejar todo hecho una cuadra.


También es de todos sabido, que Internet es algo que como ya dije en mi anterior comentario publicado aquí, es algo nefasto, puesto que los jóvenes de hoy, cuando sus padres creen que están estudiando, ellos solo están chateando, ligando y haciendo de las suyas.


Con esto no quiero generar alarma alguna, pero creo que la gente responsable de gestionar todo esto, debería hacer un mayor control, como por ejemplo pedir una validación o algo por el estilo de que su red casera de Internet es utilizada para un fin productivo, pedir la mayoría de edad de la gente que lo va a usar y algo que lo certifique de verdad, y también pedir algo que testifique que esa conexión se va a usar para algo bueno, y no para “cualquier cosa” como chinchar a los demás y sobre todo para hacer novillos en épocas de estudio.


Pienso que si esto se llevara a buen puerto, podríamos hacer de Internet algo mejor de lo que es ahora y sería algo muchísimo más apreciado por toda la gente de este país. Internet sería más productivo gracias a la colaboración de toda la gente que quiere que se utilice para fines productivos, pero nunca para que las salas de cine se queden desiertas, los libros de las bibliotecas creen telas de araña y los amigos se queden en su casa chateando con desconocidos.