Loading...

viernes, 30 de noviembre de 2007

Multitudinario entierro de la mujer naviega víctima de un atropello en Oviedo la tarde del miércoles.


Los actos fúnebres tuvieron lugar en la Parroquia de Santa María de la Barca a las 4 y media de la tarde, por la muerte, el miércoles de una mujer de 41 años en Oviedo, víctima de un atropello por un hombre de unos 60 años de edad que dio positivo en el control de alcoholemia. El cortejo fúnebre, que procedía de la capital Oviedo, llego a la Villa de Campoamor sobre las 16:20 de la tarde a la Iglesia, donde les esperaban numerosos vecinos locales y ovetenses para dar su último adiós a la fallecida.

El acto fue celebrado por el párroco local, D. Manolo Álvarez en presencia de los familiares de la víctima, que deja 3 hijos de corta edad, uno de los cuales uno de ellos fue testigo presencial, y también víctima del atropello que le costó la vida a su progenitora justo en el momento que bajó de la casa familiar en la capital del Principado, para recoger a su hijo que venía con unos amigos en un Seat Ibiza, junto con dos menores más. Muchos vecinos, tanto naviegos como ovetenses de la fallecida, han querido acompañar a sus allegados en tan difíciles momentos por los que están pasando, desde el momento del trágico suceso.Araceli González, falleció el miércoles, atropellada, en Oviedo, y su hijo de 4 años resultó herido, con politraumatismo y rotura de fémur. El siniestro se produjo a las 7 de la tarde, frente a los números 6 y 8 de la calle Piloña. El coche estaba arrimado a la acera frente al portal de su casa. El niño venía sentado en el asiento trasero, en la parte más cercana a la calzada, y al sacarlo del coche madre e hijo fueron arro-llados por un Renault Mégane, matrícula 7799CRN, que se los llevó por delante. La mujer falleció en el acto. Según testigos presen-ciales, que llegaron minutos después del siniestro, «la mujer quedó tendida en la calle, con el niño en brazos, pero ya estaba muerta». El coche quedó a unos metros, atravesado en la mediana.


El conductor del Renault Mégane, un hombre de 60 años, fue trasladado por
la Policía Local al cuartel, donde dio positivo en el control de alcoholemia, según fuentes del cuerpo. Fue detenido y puesto a disposición judicial, el cual le han sido imputados varios delitos, como la conducción de un vehículo bajo los efectos del alcohol, delitos contra la seguridad, así como el de homicidio imprudente, entre otros.

Araceli González deja otros dos niños, de 6 y 3 años de edad, según algunos de los vecinos, que asistieron sobrecogidos al suceso. Los niños estaban en el domicilio familiar.

Tras el siniestro, en la calle se vivieron escenas desgarradoras, cuando tanto los ocupantes del Ibiza como los familiares de la mujer fallecida, entre ellos su marido, se hicieron cargo de lo sucedido. El niño fue atendido por una uvi móvil y trasladado posteriormente a Maternidad del Hospital Central de Asturias. El cuerpo de la mujer permaneció más de una hora y media tendido en la calle, cubierto por una manta, mientras se instruía el atestado y se esperaba la llegada del juez de guardia para el levantamiento del cadáver.

Los servicios sanitarios -en total, intervinieron dos ambulancias- tuvieron que atender a varios familiares y amigos de la fallecida, que sufrieron crisis de ansiedad a raíz del siniestro. Especial preocupación suscitó la salud del abuelo del menor, que según los vecinos está recuperándose de una dolencia cardiaca.

El conductor del Seat Ibiza, que traía al niño de vuelta a casa, estaba también visiblemente afectado. «¿Por qué no llegué antes?», se preguntaba entre sollozos. «Ya estaban en casa, Dios mío, Dios mío, no puede ser», gemía una familiar.
El juez titular del juzgado de instrucción número 2 de Oviedo, Ángel Sorando Pinilla, ha dictado prisión provi-sional para el conductor del vehículo que atro-pelló el miércoles a Araceli González, que falleció en el acto, y a su hijo de cuatro meses, que resultó herido, según consta en el auto judicial. La prisión pro-visional fue solicitada por la fiscalía y en el auto judicial se hace mención expresa a la "indudable alarma social suscitada por este tipo de delitos" y por "las dramáticas circunstancias concurrentes en la forma de producirse". La defensa del acusado solicitó la libertad del conductor, de 60 años, que carece de antecedentes penales.

El accidente se produjo en la calle Piloña de Oviedo cuando la madre salió del portal de su vivienda para recoger a su hijo en el interior de un coche. En ese momento, fueron arrollados por el vehículo. El conductor fue detenido por
la Policía Local de Oviedo al dar positivo en el control de alcoholemia. Según consta en el atestado policial, la tasa de alcohol fue de 0,52 miligramos de aire aspirado, más del doble de lo permitido para la conducción.

El juzgado que dictó la orden de prisión provisional fue el mismo que juzgó el caso del atropello de la calle Mon de Oviedo, en el que resultaron heridas 34 personas. En el auto judicial dictado hoy, el magistrado hace precisamente alusión a este suceso por entender que el del miércoles es un caso "muchísimo más grave por sus consecuencias que otro de carácter similar tramitado por este mismo juzgado y que tanta relevancia y controversia pública produjo por no acordar la prisión preventiva por la pura razón de que nadie la había solicitado".

Según consta en el auto, en el atropello concurren la existencia de varios delitos como son un delito contra la seguridad del tráfico de artículo 379, conducción de un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas, castigado con la pena de prisión de tres a seis meses de multa y privación del derecho a conducir, conducción de vehículo a motor con temeridad manifiesta y con concreto peligro para la vida o la integridad de las personas, castigado con las penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir, en concurrencia con otro delito de homicidio imprudente o imprudencia con resultado de muerte para los que está previsto en el Código Penal prisión de uno a cuatro años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de uno a seis años. A ello se une un delito de imprudencia grave con resultado de lesiones grave.

Fotos del momento del sepelio: Bernardo Martínez (A voz del EO-NAVIA)



8 comentarios:

Bernardo dijo...

Pido disculpas por alguno de los errores que cometí al escribir la noticia. Puesto que debía de mandarla cuanto antes a la redacción para que fuese colgada en la página. Hay varios errores de maquetación y de algún dato que metí, pero no fue porque estubiese mal informado sino por lo que comenté antes. GRACIAS A LOS LECTORES

Anónimo dijo...

Lo que tenias que pedir disculpas era a la familia por andar con la camara en un momento de tanto dolor para ellos. Se me ocurren muchos adjetivos, quizas el de Canalla sería el más elegante.

Sois patéticos. En breve habrá que promoveros un boicot.

A VOZ DEL EO NAVIA dijo...

Entonces también la corresponsal de La Voz de Asturias debería ser objetivo de tu desprecio, aunque viendo que firmas con el seudónimo "anónimo", dejas poco que desear.

Berny dijo...

Vamos a ver "anónimo": lo primero que debes de hacer es poner tu nombre y no esconderte. Lo segundo: mientras la familia no nos diga lo contrario la noticia permanecerá en la página, si fuese solicitada su retirada lo haríamos sin problema y no precisamente porque nos lo pida un "anónimo" que no tiene nada más que hacer que criticar el trabajo que hacen los demás porque si lo hicieses tú, estaría bien pero como lo hacen los demás y no tienes nada más que hacer pues te poner a hacer demagogia barata, y l tercero: aunque cientos de personas bajo el mismo seudónimo que tú nos critique, lo que tenemos claro desde "A Voz del EO-NAVIA" vamos a seguir haciendo nuestro trabajo, TE GUSTE O NO TE GUSTE, y allí donde está la noticia allí estaremos nosotros, en momentos buenos o momentos malos, pero alli estaremos. Y no nos vamos a dedicar a insultar a los demás como lo hacer tu, de una forma total y absolutamente cobarde y despreciable.

jose dijo...

La gente que no tiene na que hacer se dedica a criticar el trabajo de los demás. Ánimo "A voz del EO-NAVIA", seguid así

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Me dá mucha pena la familia de la fallecida en el accidente, pero no veo nada justo que encarcelen a un inocente sin haberse celebrado antes un juicio, es increible que ese juez lo halla encarcelado para que la gente no se le eche encima por no haber realizado adecuadamente su trabajo, lo digo por la sentencia anterior que tanto jaleo tuvp en la caomarca. Creo que están siendo demasiado injusots con el acusado, además creo que todo fue un desgraciado accidente que le puede pasar a cualquiera que se tome dos cervezas en una reunión (0.52) y vaya de vuelta a su casa después de trabajar.

Anónimo dijo...

Los periodistas estáis siendo demasiado injusto con el acusado...sois todos basura!